HOSPEDERÍA

NUEVA WEB HOSPEDERÍA VALDEDIÓS: enlace aquí

CULTOS:

Quienes lo deseen pueden participar de la misa conventual con las hermanas a las 8:30 y de la adoración los jueves por la noche a las 21:30. La capilla, bastante próxima a la hospedería, permanecerá abierta y a disposición de los huéspedes todo el día.

Los domingos Eucaristía en la Iglesia a las 11.

RESERVAS HOSPEDERÍA:

hospederiavaldedios@gmail.com

También puede llamarnos a los teléfonos: 681 676335 / 693 701173 (whatsapp)

Descubre la Comarca de la Sidra

There are no translations available.

El concejo de Villaviciosa cuenta con un amplio abanico de relieves geográficos, tanto de costa como de interior, de un alto valor ecológico y paisajístico. Destaca entre todos la Ría de Villaviciosa, declarada Reserva Natural Parcial y considerada uno de los estuarios de mayor riqueza biológica de toda Asturias. Se trata de una zona de invernada y reposo de poblaciones de aves acuáticas europeas. Sus 8 km de valle fluvial la convierten en zona ideal para la práctica del piraguismo. En sus inmediaciones se encuentra el Centro de Interpretación que nos acerca al conocimiento de diferentes aspectos tales como su dinámica mareal, la formación de “porreos” o terrenos ganados al mar, su flora o su abundante fauna.

Entre su rocosa costa se extienden hasta 6 playas de arenas finas y doradas. Una de las más destacadas es sin duda Rodiles. Este arenal de más de 1 km de longitud es uno de los más recuentados de todo el Principado de Asturias y goza de condiciones idóneas para la práctica del surf. La Ñora, Playa España, Merón, Tazones o El Puntal son los otros arenales del concejo, que aunque de menor extensión, no desmerecen en su belleza.

Villaviciosa está formada por varios valles frondosos y fértiles cuyo denominador común son las pumaradas (cultivos de manzano) que salpican todo su territorio.

A tan solo 10 km de la capital manzanera se encuentra el puerto pesquero de Tazones. Este hermoso pueblo declarado Conjunto Histórico, está muy ligado a la historia de VillaviciosaTazones por ser el lugar donde desembarcó el emperador Carlos V, allá por el año 1517, cuando venía hacerse cargo de los reinos de Castilla y Aragón. Hoy en día tienen reconocido prestigio los pescados y mariscos que pueden degustarse en los numerosos restaurantes que allí existen. Es además polo de atracción para los amantes del Jurásico por encontrarse en la zona varios yacimientos de icnitas.

Otro legado del Jurásico es el azabache, en la zona conocida como les Mariñes existieron numerosas minas de este mágico mineral considerado uno de los de mayor calidad del mundo.

Para todo aquel que le guste el placer de viajar andando Villaviciosa cuenta con varios senderos debidamente señalizados; La Ruta de los Molinos del Profundu, la Ruta del Azabache, la Ruta Andariega Gijón-Covadonga o el Camino de Santiago que atraviesa todo el concejo, son sólo algunos ejemplos en los que el caminante podrá disfrutar de parajes cargados de encanto que combinan naturaleza y un riquísimo patrimonio artístico.

Villaviciosa aglutina numerosas muestras de arquitectura popular tales como: fuentes, lavaderos o molinos harineros. A éstos se suman los hórreos y paneras existentes en práctica totalidad de pueblos y quintanas del municipio, y que cuentan aquí con un estilo propio, el “estilo Villaviciosa”.  Los más antiguos datan del siglo XV y el mejor ejemplo de su alta concentración es el pueblo de Sietes. Es en esta pequeña localidad donde podemos visitar la Casa L´Horru y conocer así las principales características de esta peculiar edificación.

La capital villaviciosina, antiguamente conocida con el nombre de Maliayo, debe su fundación a la carta puebla que en el siglo XIII le otorga Alfonso X “El Sabio”. Declarada conjunto histórico, hoy en día, se pueden observarse en ella restos de la antigua cerca medieval, así como un importante número de torres y casonas blasonadas.

Forma parte Villaviciosa de la llamada Comarca de la Sidra. Colunga, Cabranes, Nava, Sariego y Bimenes son los otros 5 concejos que la integran, y es la enorme tradición sidrera el nexo de unión entre todos ellos. En Nava se localiza el Museo de la Sidra y muestra de una forma amena y divertida la historia, método de elaboración, así como los ambientes relacionados con el consumo de esta tradicional y emblemática bebida.

Otro ejemplo de los numerosos atractivos que ofrece la Comarca de la Sidra son sus elevaciones montañosas, siendo las más relevantes la Sierra del Sueve y la Sierra de Peñamayor. Ambas superan los 1000 m. y permiten disfrutar de espectaculares panorámicas.

La Comarca de la Sidra ofrece un hermoso contraste por la fusión entre paisajes de mar y de montaña. El Jurásico se muestra en ella en todo su esplendor, dejando nuestros acantilados y playas plagados de rastros de huellas y otros rastros de dinosaurios. En el concejo de Colunga se encuentra el Museo del Jurásico de Asturias y acoge una de las muestras más completas y didácticas del mundo sobre estos fascinantes reptiles.

En el concejo de Cabranes la antigua escuela de Viñón alberga el Museo de la Escuela Rural. Pertenece a la Red de Museos Etnográficos de Asturias. Gracias a una gran colección de mobiliario y material escolar permite obtener una amplia visión del modo de vida de maestros y alumnos de principios y mediados del siglo XX.

Pequeñas localidades como Lastres en Colunga, Torazu en Cabranes, Suares en Bimenes, Vega en Sariego o Ceceda en Nava  hacen de esta Comarca un lugar de ensueño.

Login Form