HOSPEDERÍA

NUEVA WEB HOSPEDERÍA VALDEDIÓS: enlace aquí

CULTOS:

Quienes lo deseen pueden participar de la misa conventual con las hermanas a las 8:30 y de la adoración los jueves por la noche a las 21:30. La capilla, bastante próxima a la hospedería, permanecerá abierta y a disposición de los huéspedes todo el día.

Los domingos Eucaristía en la Iglesia a las 11.

RESERVAS HOSPEDERÍA:

hospederiavaldedios@gmail.com

También puede llamarnos a los teléfonos: 681 676335 / 693 701173 (whatsapp)

Qué es peregrinar

There are no translations available.

¿Qué es peregrinar?

El peregrino es un símbolo viviente.  Peregrinar es un rito común a la inmensa mayoría de las religiones, aunque la concreción del rito dependa de la concepción de Dios, del hombre y del mundo que tiene cada credo religioso. Es darse la oportunidad de hacer un camino interior apoyándose en los muchos retos del un camino más o menos largo, que pone a prueba los ánimos y les fuerzas físicas de la persona: persevar la pone frente a sí misma. Es una invitación a cuestionar la verdad de sus motivaciones profundas en su vida, en relación a los demás y a sus creencias.
Si nos centramos en la tradición religiosa de la que fluye el cristianismo, estamos en grado de afirmar que la Biblia es el testimonio escrito de una peregrinación que marca el camino del hombre hacia la felicidad: destino para el que Dios le ha creado.  Los Apóstoles  anuncian la Buena Noticia de Jesús, liberación definitiva de los obstáculos -insalvables para el hombre- que le impiden ser feliz.

Es la motivación lo que hace a uno ser o no ser peregrino. Unos lo hacen con profundo sentido religioso y de penitencia para llegarse a las raíces apostólicas de la fe, otros en búsqueda de un encuentro con la fe, tal vez por primera vez, o acaso para recuperar, después de un tiempo de abandono, la fe perdida.... Las diferentes actitudes pueden tener el mismo fondo en la intención. Y es la intención la que constituye a uno en peregrino.


¿Para qué peregrinar?

1.Para descubrir un compromiso más efectivo con Cristo por  la fe: ser más coherente en la propia vida.
2.Para convertir su corazón de los valores derivados del orgullo y el egoísmo, a los del amor, de la verdad, e invitar a los demás a hacer lo mismo.


¿Peregrinos Cristianos a Santiago?

El fenómeno de formación del Camino de Santiago comenzó en la primera mitad del siglo IX: pocos años después del hallazgo de la Tumba Apostólica, ocurrido hacia el año 829. Este acontecimiento ocurre cuando Europa ve peligrar su identidad y su cultura, (ambas basadas en una fe común) por el avance del Islam, que llega a invadir España y parte de Francia, y el Adopcionismo, doctrina patrocinada por Elipando,  Arzobispo de Toledo que buscaba rebajar la fe cristiana para hacerla compatible con los nuevos invasores. La noticia, dada a todos por el Obispo de Iria, Teodomiro, y por el rey Alfonso II el Casto, desata un movimiento en toda Europa, que busca manifestar  la solidaridad con la herencia del Apóstol Santiago.
Los siglos XII y XIII fueron los Siglos de Oro de la peregrinación a Santiago. El Renacimiento y la Reforma se vieron acompañados por ataques al fenómeno santiaguista, quizá efecto de la lógica reacción pendular siempre presente en los momentos de cambio, pero el fenómeno siguió en pie aunque sin tanta espectacularidad como la que tuvo en el medioevo. La Bula de León XIII Deus Omnipotens significó un nuevo impulso que fue yendo a más durante el siglo XX.