MISA POR EL RITO HISPANO-MOZÁRABE

Una vez que el cristianismo penetró en la Península Ibérica, las primeras comunidades fueron organizando la celebración de la eucaristía. Fue así como se ha ido formando una liturgia propia, diferente de las otras. Cada país ha ido organizando la suya. En el caso de España la liturgia hispánica se inició entre los siglos IV o V y su momento cumbre lo alcanzó entre los siglos VII o VIII. Con la invasión musulmana del 711 la liturgia hispano-mozárabe se siguió utilizando en los reinos cristianos del norte de la península y también por parte de los cristianos que permanecieron bajo la dominación musulmana.

En el año 1080, el Papa Gregorio VII pidió a los reyes hispanos que renunciasen a su liturgia en favor de la romana. De manera que poco a poco, y tras superar muchas dificultades, se inició el cambio, mientras que los cristianos que residían en territorio musulmán continuaron con la liturgia antigua. Cuando Alfonso VI conquista Toledo se encuentra con un grupo de cristianos que se niega a aceptar la liturgia romana, y se les permite continuar con la que venían usando desde hacía siglos.

En el siglo XVI por orden del cardenal Cisneros se publicó el misal y el breviario hispano-mozárabe. Durante el siglo XVIII el cardenal Lorenzano editó una nueva edición. Después del Concilio Vaticano II la Santa Sede le encomendó al arzobispo de Toledo, Monseñor Marcelo González otra edición.

En el Principado de Asturias la misa por el rito hispano-mozárabe tan solo se celebra todos los años en el monasterio de Valdediós. El marco de la celebración es la iglesia de Santa María la Real y suele celebrarse el día 18 de diciembre, para festejar la Virgen de la O. Ésta festividad era después de la Pascua y la Navidad la más importante del calendario festivo hispano-mozárabe.

Valdediós | 33312 Villaviciosa - Asturias
+34 670 242 372 | info@monasteriovaldedios.com

Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies